Inicio > Destinos y atractivos > Z Montaña > Concepcion de Buenos Aires >

Concepción de Buenos Aires

Aléjate del ruido, deja que te envuelva el verdor y las sensaciones de bosque y de provincia… En un pueblo incrustado en la montaña, con sabores de queso y de antaño

 





  1. ¿Cómo llegar?

    Para llegar a Concepción de Buenos Aires, se toma la autopista a Colima 54 D, desviándose antes de la caseta, en Acatlán de Juárez, hacia la carretera libre No. 15, Tuxcueca – Mazamitla. La desviación hacia Concepción está delante de Tuxcueca. La carretera hacia Concepción se encuentra recientemente asfaltada y ampliada, por lo que es cómoda y segura. También hay autobuses foráneos directos o de paso a Mazamitla.

  2. No te puedes perder

    Concepción tiene mucho qué ver, desde que se llega y aún antes, pues ya en la carretera se alcanza a ver el monte y en algunos tramos las presas que se hallan a las afueras del pueblo; pero para conocerla a fondo hay que empezar por recorrerla entre sus calles adoquinadas, partiendo del atrio del Templo de la Inmaculada Concepción que es el templo patronal, una construcción relativamente reciente si se le compara con las iglesias coloniales que son comunes en municipios vecinos, lo que en nada demerita la belleza del templo, que se debe admirar precisamente en busca de coincidencias y diferencias arquitectónicas, lo que es un ejercicio gratificante; ahora hay que dar la vuelta por la Plaza, donde se encuentra un busto de Miguel Hidalgo, y caminar por sus andadores, subir al kiosco, vivir un poco de la vida lugareña para después ir a visitar el Museo de Historia, que se encuentra en la casa de Cultura; es recomendable antes de partir pasar por otro sitio muy interesante y ameno, se trata de la Biblioteca Rafael Urzúa, un lugar diferente a donde ir, pero que se justifica por la tranquilidad de Concepción.

    Es tiempo de dejar el pueblo e ir a conocer un sitio más antiguo, del que sus restos han sido testigos silentes del crecimiento del pueblo y del municipio: el Acueducto de la Ex Hacienda Toluquilla, una mole de piedra que servía para llevar el agua a la hacienda en el Siglo XVII y que hoy, es sólo un monumento de piedra que evoca antiquísimos recuerdos; y habiendo disfrutado de esta construcción habrá que tomar camino hacia el pasado en Cerro Borracho, Cerro San Gregorio y Cerrito del Valle, donde se han encontrado figurillas y restos de posibles montículos.

    Así que no hay que guiarse por la tranquilidad de este pueblo, que ofrece excelentes escenarios para el ecoturismo y el turismo de aventura, buena gastronomía y la posibilidad de acampar en la sierra, pescar en alguna de sus presas, hacer turismo rural en la Ex Hacienda y muchas otras actividades, además de regresar con un buen queso o alguna artesanía de las que con sus manos expertas, realizan los hombres y mujeres del municipio.

  3. ¿Por qué visitarnos?

    Le llaman también Pueblo Nuevo, y aunque relativamente lo es, este pueblito serrano incrustado en la Sierra del Tigre, al suroeste de Guadalajara, no deja de transportarnos a épocas ya idas; quizá por sus enorme plaza llena de jardineras que irremediablemente desembocan hacia un alto kiosco forjado en hierro sobre un basamento de cantera; tal vez porque sus calles muestran múltiples huellas de caballos que diariamente las transitan; o por sus portales de grandes dimensiones, que alojan diferentes negocios que le dan al pueblo un aire comercial de antaño. Sea lo que sea, Concepción de Buenos Aires es un lugar al que se debe ir para disfrutar de la quietud que emana desde sus jardines; desde el atrio de su magnífica iglesia, construida en gran parte con la piedra de un viejo acueducto; desde la mirada de su gente y sobre todo desde los bosques que la rodean, donde se oyen los cantos de los pájaros a cientos de metros de distancia… y el aire, que le ha dado su nombre a este municipio, combinado con la Patrona del lugar: la Inmaculada Concepción. Es este un pueblo para caminar, para perderse entre sus calles paseando entre sus casas de adobe y teja que le dan un estilo tan romántico y así conocer más de su estilo de vida y sus atractivos; visitar su museo y su Templo Parroquial; disfrutar de su gastronomía en la que los lácteos son un verdadero deleite; acampara a las afueras y ver el cielo más estrellado que jamás se pueda haber imaginado, del que parece que las estrellas se desprenden y caen en una lluvia de luz que es un placer observar; visitar sus cascadas o pescar en sus presas; todo es maravilloso y se conjunta para ofrecer una experiencia de viaje diferente y amena. El frío que innegablemente se siente en la zona, sobre todo en épocas de invierno, se compensa cuando se platica con su gente que es honesta, amigable y sorprendentemente cálida, como si adivinaran que ese carácter receptivo hace que el frío de la montaña pase desapercibido para el visitante; Concepción es bosques y un verdor profundo; es tradición y valores de un pueblo que se quiere a sí mismo y se muestra tal cual, ofreciendo todo su atractivo a quien decide que su próximo viaje será a la sierra, a darle un beso a la naturaleza.

  4. Gastronomía

    La comida típica en Concepción es el Pozole, las Tostadas, los Sopitos y los Taquitos, desde luego la Birria, las Carnitas y una gran variedad de lácteos de excelente calidad que la han hecho famosa: crema, queso, mantequilla y requesón. También es famoso un plato muy típico llamado Bote, que es un platillo hecho de carne de res, puerco, pollo, verduras, pulque y maza; se acostumbran también las Corundas, los Tamales, el Pozolillo de elote, las Conservas de fruta (pera, tejocote, durazno, membrillo y zarzamora). En cuanto a bebidas se toma Pulque, los tradicionales Pajaretes (mezcla de leche recién ordeñada, alcohol, azúcar y canela), Ponche caliente de granada, zarzamora, capulín, limón y las típicas Palomas (rompope con canela caliente).

  5. Artesanías

    Aún siendo un pueblo relativamente joven, se reconocen en el Estado, por su calidad, algunas de las artesanías que ahí se realizan, ente las que destacan los huaraches realizados por la familia Cisneros, que se han caracterizado por sus tejidos únicos en fina piel, así como los fajos piteados elaborados por la familia López. También existe un taller de prendas de vestir y pintura en manta. Se hacen también magníficas sillas de montar, chamarras de cuero y sillas de madera tejidas con Tule y son conocidos los muebles tallados en madera de cedro, caoba, pino, encino, robles, entre otras maderas. Existe en el pueblo un taller de prendas de vestir y pintura en manta.

  6. Fiestas y tradiciones

    Las principales festividades de Concepción son de tipo religioso, como las que se celebran del 1° al 14 de enero, y que están dedicadas a la Patrona del Pueblo: Las fiestas religiosas en honor a la Inmaculada Concepción.

    Sin embargo, están también las alegres y coloridas Fiestas Populares, que destacan por su algarabía y desde luego los festejos de carácter cívico los días 24 de febrero, 16 de septiembre y 20 de noviembre.

    Es tradicional y muy curioso poder ver que, durante los festejos de la Inmaculada Concepción, se acostumbra organizar un convite en la plaza de toros en el que hay música, charros y payasos; durante el convivio, un payaso se sitúa a mitad de la arena y lee versos jocosos, alusivos a algunas personas del poblado. También se realiza el toro de once, que consiste en una corrida de toros en la que sólo participan aficionados.

  7. Historia

    Al ser un pueblo joven, como se le llama, no es muy larga la historia de Concepción, pero curiosamente sí es muy interesante, y es que en 1865 los dueños de las tierras que hoy ocupa Concepción, eran los ricos hacendados y hermanos, Pablo y Benito Echauri, quienes descendían de otros latifundistas que, por decreto virreinal, habían recibido propiedades que abarcaban desde el río La Pasión, que divide los estados de Jalisco y Michoacán, hasta Teocuitatlán.

    Fue por aquel entonces que el párroco Ignacio S. Romo visitó sus terrenos, invitado por ellos. Estuvo en la hacienda de Toluquilla y durante el recorrido vieron que en el Llano de San Sebastián había bastante agua, lo que motivó al presbítero Romo a expresar el deseo de que en esos lugares hubiera un poblado, para así poder atender mejor a la feligresía y no tener que ir desde Teocuitatlán.
     
    La idea entusiasmó a los dueños y le manifestaron que hiciera las gestiones pertinentes para la erección del pueblo, que debería contar con templo, mercado y escuelas. El Arzobispo de Guadalajara, Pedro Loza y Pardavé, lo aprobó sin reservas, prometiendo visitar el poblado.

    Se invitó a los lugareños para darles a conocer la idea y todos asistieron gustosos, fijándose el 3 de mayo de 1869 como fecha de la fundación. El padre Romo escogió el Llano de los Conejos y parte de las Lomas de San Sebastián, al sur, que eran terrenos que estaban demarcados por los arroyos Los Malacates y las Peñitas, y así se hizo. Entre los fundadores se pueden nombrar a Petronilo, Julián y Remedios Sánchez, Tranquilino Gudiño, Diionisio Mendoza, Bonifacio Sánchez, Filomena Arias de Gudiño, Jesús Morales Cárdenas, Eutimio Contreras y Secundino Cárdenas, entre otros. Los pobladores eran criollos y descendían de los primeros colonizadores blancos.
     
    Por decreto número 375 publicado el 30 de octubre de 1873 se erigió en comisaría municipal la congregación de Buenos Aires, perteneciente al municipio de Teocuitatlán y más tarde, ya como comisaría, se erigió en municipio según lo dispuesto en el decreto número 288 publicado el 10 de marzo de 1888.

  8. Escudo de armas de Concepción de Buenos Aires

    El pino representa la sierra. El tigre significa la Sierra del Tigre. El aguila la cultura del municipio. El libro que la cultura es pequeña por la falta de medios de comunicación y fuentes de trabajo. Las cinco estrellas representan a las cinco familias fundadoras de la población. Al centro, la Purísima Concepción ya que es el nombre al que está dedicado el pueblo de Concepción de Buenos Aires, Jalisco.

  9. Mayores informes

  10. Consejos prácticos

    Se recomienda si se pude llevar un telescopio, ya que la vista de las estrellas es única. Para acampar, se recomienda llevar ropa térmica, ya que la temperatura en las noches puede bajar extremadamente. Comprar quesos y otros lácteos.

* Muestra toda la información * Muestra las primeras secciones
* Contrae toda la información

explora


Concepción de Buenos Aires

Haz clic en el mapa (Agrandar )


Alimentos y bebidas en Concepción de Buenos Aires





Opciones de hospedaje

""

Reservaciones en línea

Servicios, consejos prácticos y más

Icono Emergencias

Teléfonos de emergencia